Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (30) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (13) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (83) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

30 de julio de 2003

Aspirar a los que son mejores que nosotros

Me rehúso a seguir protocolos que serán elevados al nivel del mar o a ver caer estrellas en una lluvia de supuestos... yo ni sé nada.

Después de haber nadado los cinco minutos, acepto que tal vez ese día o en los consiguientes minutos no desearé la música de nuevo, porque apenas la gocé. Pero al día siguiente, en los días posteriores, señalaré criaturas azules hechas con polvo de sueños, pensando en la música, obligándolas a bailar y recitar poemas inesperados. Y después haré una sonrisa lenta, tosca, imitando objetos que no están o me iré al extranjero, como otros, quién sabe.

Y en mi sonrisa tosca la gente verá invenciones múltiples de caracter totalitario, o un puño de hojas que no aceptan verbos conjugados.

Pero francamente, sabré que al día siguiente después de no sé cuantos, al día siguiente, podré nadar otros cinco minutos, con la cara hinchada en ese momento de una franca sobriedad, como actuada, como ya dicha.

Tal vez sólo deba salir a caminar o llamar a las criaturas medicinales azules, no sé, jugar matatena, viendo imágenes, escuchando anticipaciones, con mi sonrisa tosca con mi lenguaje rústico.

Visitaré cuartos o espacios de estructuras verdes, idearé estilos de comunicarme con este o aquel otro. Cubriré mi rostro pretendiendo que no escucho, ocultando mi sonrisa, no la tosca, sino la otra, la mía.

Especulando.

Mira, aquí vienen los cinco minutos...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top