Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (29) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (12) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (82) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

24 de noviembre de 2003

El diálogo y la discusión: una comparación

El diálogo comprende la colaboración: dos o más partes colaboran para obtener una comprensión mutua. La discusión es la oposición: dos partes antagonizan y tratan de persuadirse mutuamente de que la parte contraria esta equivocada.

En el diálogo, el fin es encontrar el compromiso. En la discusión es vencer.

En el diálogo unos escuchan a otros para comprender el sentido y llegar a un acuerdo. En la discusión, se escucha para encontrar un error y contrarrestar los argumentos contrarios.

El diálogo extiende y puede cambiar el punto de vista de los participantes. La discusión afirma sus propios puntos de vista.

El diálogo revela suposiciones para su reevaluación. La discusión protege las suposiciones como la verdad.

El diálogo produce la introspección de su propia posición. La discusión provoca la crítica de otra posición.

El diálogo abre la posibilidad de encontrar una mejor solución, diferente a las soluciones originales. La discusión defiende solamente su propia opinión como la mejor y excluye otras soluciones.

El diálogo crea una actitud abierta: apertura a la posibilidad de equivocarse y a la posibilidad del cambio. La discusión crea una actitud cerrada, la determinación de siempre tener razón.

En el diálogo uno presenta una idea buena porque sabe que la gente puede mejorarla. En discusión uno presenta una idea buena, la defiende contra los cambios y la asume como la única correcta.

El diálogo llama a una suspensión temporal de las creencias. La discusión llama a creer solamente en sus ideas.

En el diálogo uno busca acuerdos básicos. En discusión uno busca diferencias deslumbrantes.

En el diálogo se busca la fuerza de otras opiniones. En discusión las debilidades de otras opiniones.

El diálogo considera los sentimientos de otras personas, y se trata de no ofender o alejar. Discusión implica el ataque a otra posición sin tomar en cuenta los sentimiento o relaciones, y a menudo rebaja o desprecia al contrincante.

El diálogo asume que mucha gente posee fragmentos de una respuesta, que al ser unidos pueden crear una solución eficaz. La discusión asume que solamente una persona posee la solución correcta.

El diálogo no termina. La discusión exige una conclusión.

Adaptado de la hoja preparada por Shelly Berman, basada en "Dialogue Group of the Boston Chapter of Educators for Social Responsibility (ESR)". Otros miembros son Lucile Burt, Dick Mayo-Smith, Lally Stowell, y Gene Thompson. Del Centro de recursos para círculos de estudios, Una guía de preparación para los lectores de los círculos de estudios.

Tomado de: Dialogue is Collavorative.

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top