Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (30) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (3) humor (16) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (13) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (84) prosa poética (30) sociedad (7) sueños (2) talent campus (1) video (9)

12 de enero de 2006

Copy & past

El otro día iba caminando por una calle del centro y vi tu clon caminando como si nada, como si tú no existieras. Me pareció muy gracioso porque además del peinado también llevaba la misma marca de pantalones que usas tú. Cuando le dije que viniera ni me peló y se fue como si no lo hubiese visto ni notado.

Cuando visité su flog me pareció monísimo ver tanta foto editada en photoshop, eran iguales a las tuyas, pero en vez de usar amarillos usaba grises. Cuando vi la foto de columpio casi me caigo de la silla, fue un verdadero malviaje we. No mames me dije, cómo puede ser que entre tanto pinche wey te fueran a clonar a ti. Qué pasada, la neta.

Después del susto y cagada de risa, no por ti, si no por tu clon, porque la neta a quién se le ocurre imitar completamente a otro wey, si no puedes ser original mejor cómprate un bosque y piérdete. Lo gacho es que aquel wey era quien se creía el original el muy naquete. Y es que no era nomás la ropa también eras tú, en todo, es que la neta me friquié.

¿No te jode ser otro?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top