Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (29) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (12) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (82) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

26 de mayo de 2006

A veces era sólo un hola

Fueron los hijos de Eulalia los primeros en sorprenderse. Ninguno sospechaba que su madre mantenía una longeva saga de diarios, es más, ni si quiera sabían que su madre sabía escribir. Ella había sido educada para ser una buena esposa y madre.

Al principio pensaron que eran cuentos. Después en teatro. Nada. Las personas descritas eran de carne y hueso, personas con las que interactuaba a diario. Eulalia se había dedicado a inventar diálogos que sucedían a través del día, cuando iba a misa por la mañana, cuando daba órdenes a las sirvientas; con sus hijos en paseos por la plaza o los domingos por las mañanas cuando Germán se iba al cerro.

Su última página era un escrito dos días antes de su muerte. Ese día, había pasado la tarde tejiendo con su hija Laura, pero lo extraño fue que en toda la tarde tan sólo cruzaron unas cuantas palabras: en el diario había dos hojas de charla entre madre e hija. Y eso era todo, una serie de pláticas imaginadas. El discurso de honor en la boda de su hijo Eduardo. Conversaciones analgésicas con su marido, con quien nunca tuvo la intimidad que en su adolescencia había soñado. Alguna declaración de amor con un novio que nunca tuvo. Soliloquios enternecedores. Era una persona completamente distinta a la madre abnegada y resignada.

Las especulaciones conjuntas entrevieron los escenarios posibles para explicar los escritos de su madre. Los ratos que se daba por las noches para "tejer". Sus visitas con las amigas de alcurnia. Una serie de ideas que sólo aumentaban la sensación de que nunca conocemos a las personas realmente. Y es que algunos días, tan sólo ponía:

Junio 29:

Muy buenos días.
Hola.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top