Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (30) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (13) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (83) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

7 de marzo de 2007

Rito y rutina

He descubierto un cuento de Guy de Maupassant, titulado como la entrada de este post, que tiene por protagonista a un Pablo. Hay muchos Pablos dentro de la Literatura. Algunos con una clara referencia bíblica y otros por complicado azar.

Por otro lado, hay un cuento de Azorín que me recordó en demasía al célebre Continuidad de los parques de Julio Cortázar. Se llama El inquisidor. Lo he buscado por Internet pero no lo encuentro, sólo lo tengo fotocopiado en hojas antes blancas. Por cierto, esas copias las obtuve en Oviedo, en clase de Introducción a la literatura española del s. XX. No he visto algún estudio o mínimo ensayo que relacioné a estos dos escritores de la lengua castellana. Ya veremos.

Ahora bien, después de ese breve apartado académico, pasemos a lo que importa. Mandaré a hacer una camisa negra que diga "Jeune homme célibataire cherche" lo cuál no tendrá ningún efecto en el mundo, porque es más efectivo escribir algo como "Single and looking" o hasta un "Soltero, ¿y tú?" que es igual de ridícula. Por un lado, considero una notorio intertexto sacado de la vida real aquella frase de la película El hombre que amó a las mujeres que dice:
No sólo no quieres amar, sino que rechazas que se te ame. Crees que tú amas el amor, pero no es verdad, tú amas la idea del amor.

¿Cómo es posible que un acto tan grande, trascendental, armonioso, desgarradoramente humano, inquietantemente poderoso y sublime pueda comenzar por medio de un hola qué tal, ¿cómo te llamas? Y sin embargo hermanos, es así. O peor aún. Es lo que hace un día diferente a los demás. Como aquel que ahorra sus bienes conseguidos por medio del trabajo y esfuerzo, hasta que un buen día decide gastar un parte de lo obetenido hasta ese momento.

Rutina.(Del fr. routine, de route, ruta). 1. f. Costumbre inveterada, hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas.

Rito.(Del lat. ritus). 1. m. Costumbre o ceremonia. 2. m. Conjunto de reglas establecidas para el culto y ceremonias religiosas.

Un rito tiene un significado que va más allá de lo cotidiano. La rutina es, por el contrario, mecánica. Ambas palabras poseen orígenes históricos diferentes. Sus raíces etimológicas son distintas. Para el rito hacemos nuestras preparaciones. Para la rutina no. Incluso, podría decir que el rito podría devenir en rutina, una vez que es visto sin significado. Pero lo sagrado es siempre una continua emancipación de lo latente. A veces, en formas y misterios que no comprendemos. Porque, ¿no merecen tantas y tantas manifestaciones ser celebradas?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top