Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (29) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (12) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (82) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

26 de septiembre de 2009

El idealismo salvó al mundo

Hubo un momento en la historia de la humanidad en que la existencia del hombre llegó a ser concebida con tal escepticismo y tal relativismo (Protágoras), que un filósofo de la talla de Platón haría fuertes críticas contra este tipo de pensamiento. ¿Cómo lo manifestó? A través del idealismo.

El término 'idealismo' es bastante común para referirse a las ideas platónicas y neoplatónicas. Sin embargo, desde la perspectiva de la teoría de los universales , los filósofos de inspiración platónica son en rigor, 'realistas' por tanto las ideas poseen una existencia 'real'.

Platón uso el término 'idea' para designar la forma de una realidad 'eterna' e 'inmutable'. Y en este sentido, la idea es el 'espectáculo' ideal de una cosa. Así, concebirá con frecuencia que las ideas son modelos de las cosas o también las cosas mismas en su estado de perfección. Por ello la idea no puede aprehenderse sensiblemente sino que su visibilidad depende de la mirada interior. En consecuencia, Platón irá reduciendo las ideas a objetos matemáticos y a ciertas cualidades como la bondad y la belleza. Más tarde, Aristóteles negará que las ideas puedieran tener una existencia independiente de la realidad sensible.

De este modo, Aristóteles viene a poner el contrapeso para nivelar lo que él pensaba una desmedida confianza por parte de Platón en la metafísica, o el mundo de las ideas. Lo que me sorprende es que muchas teorías filosóficas son creadas en un momento histórico particular necesario. Digo, cuando Tales de Mileto comenzó a razonar y dejar de explicar el mundo a través de los mitos era porque posiblemente, desde mi perspectiva, en ese momento histórico los mitos no eran suficientes para explicar la realidad. Y así continúa el pensamiento del hombre sin llegar a una conclusión que explique la realidad de manera contundente, como si el relativismo y el racionalismo absoluto constantemente se tocaran formando tramas, recabando cicatrices y remedios.

Pues yo diría que me gusta el idealismo que se sienta a pensar, que habla con la mente pero que escucha con el corazón. Para entender el mundo, para vivirlo... y aún así, a veces...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top