Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (29) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (12) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (82) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

27 de marzo de 2009

La edad del cielo

Hay muchas cosas que extraño del Pablo que comenzó a escribir este diario en 2002. Pero al mismo tiempo, sé que el Pablo de 2002 desearía haber vivido muchas cosas que yo, el de 2009. Es una paroja que misteriosamente me hace sonreír. Porque, yo ya no tengo 19 años, y sin embargo los sueños, aspiraciones, ilusiones, desencantos y demás que tenía en ese entonces, han evolucionado. ¿Realmente quisiera volver al principio?

Me sigue sorprendiendo el poder que la escritura tiene sobre mí. Tan sólo al sentarme aquí a escribir y ponerme a pensar en quién era yo en 2002, en 1998, en 1989, o antes... era algo que no estaba pensando hace 10 minutos, pero al sentarme a escribir y a reflexionar vienen muchas imágenes a la cabeza. Es un tipo de memoria terapéutica. Sin embargo, cuando hay eventos del pasado desagradables surge una tensión si este evento no ha sido sobrellevado completamente. Por lo mismo, es una oportunidad para: A) el olvido (de forma amnésica) B) El perdón y la sanación C) otra cosa. Y luego hay un montón de ramas que se desprenden de cada apartado. Pero quiero enfocarme en la opción B.

Si aprendo a perdonar mis errores o los de otros que cometen, creo sabiduría. Sé resolver un conflicto. La cosa es cómo llegamos a ese punto y la responsabilidad humana que se crea con los demás después. Creo que todas estas cosas las sabían los antiguos gurús, sabios, profetas, sacerdotes, terapeutas de la Humanidad. Por eso, ese conocimiento se hace sagrado, porque nos comunica el reposo y curación de la angustia humana. Nos ayuda a convivir. Todas las leyes, normas, reglas, mandamientos y acuerdos son normalmente, puntos en común para saber vivir en relación con los otros. El amor puede crear guías, coordenadas para seguir, pero si esa institución se cierra y burocratiza, pierde su efecto renovador.

Estoy seguro que muchas de estos acuerdos se han vuelto obsoletos y también muchas veces no responden a todas las necesidades de las personas. Ahí me soprende la aparición del catolicismo, que nos invita a actuar con Amor. Pero como verdad, no es la única ni tampoco es selecta a un grupo. La verdad se manifiesta constantemente desde mi punto de vista. Pienso por ejemplo, que muchos de los vanguardistas de principios de siglo XX llegaron a tales punto del absurdo porque la misma conducta absurda de los gobiernos, iglesias y burguesías debía confrontarse de las formas más extraodinarias. Los ismos no son más que pequeñas manifestaciones de fe, con mandamientos y apóstoles. Pero si ese arte no alcanza las esferas de poder cotidiano, desaparece.

Por eso pienso que es necesario volver a un estadio anterior del Arte. Desaparecer la firma. Como en la Edad Media en la que el trovador o el juglar eran anónimos. El anonimato no suprime la individualidad humana, sino que la expande.

Bueno, yo nada más quería venir a sentarme para escribir algo que no tenía planeado. Y en eso, no extraño al Pablo de 2002.


10 de marzo de 2009

Amor, penosa materia

Vaya que es penoso para un aspirante a escritor publicar la clase de textos en su blog. Pero, por otro lado, ningún escritor queda excento de hablar sobre el (des)amor. Aunque, unos quieran hacerlo de una forma más poética, impersonal y dialéctica. ¡Pero no! Yo quiero tener esta grieta coloquial, este verbo común, esta vena abierta...

8 de marzo de 2009

Diferencia entre enamoramiento y amar

Erich Fromm en su libro El arte de amar habla de una diferencia entre enamoramiento y amor. Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos y dejamos caer frente a él o ella las barreras que nos separan de los demás.

Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos, tenemos la sensación de que, por fin, hicimos una conexión con alguien.

Este sentimiento nos produce gran placer, hasta la química de nuestro cuerpo cambia, dentro de el se producen unas sustancias llamadas endorfinas. Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y atontados.

Cuando estamos enamorados nos parece que nuestra pareja es perfecta y la persona más maravillosa del mundo. Esa es la diferencia entre enamoramiento y el amor. Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados. ¿Que? Así es.

El amor requiere conocer a la otra persona, requiere tiempo, requiere reconocer los defectos del ser amado, requiere ver lo bueno y lo malo de la relación. No quiere decir que enamorarse no es bueno, al contrario es maravilloso. Sin embargo es solo el principio.

Muchas personas son adictas a estar enamoradas. Terminan sus relaciones cuando la magia de haber conocido alguien nuevo desaparece; cuando empiezan a ver defectos en la otra persona y a darse cuenta que no es tan perfecta como pensaban.

El verdadero amor no es ciego. Cuando amas a alguien puedes ver sus defectos y los aceptas, puedes ver sus fallas y quieres ayudarle a superarlas. Al mismo tiempo esa persona ve tus propios defectos y los entiende.

El amor verdadero está basado en la realidad, no en un sueño de que encontraste a tu príncipe azul o a tu princesa encantada. Encontraste a una persona maravillosa, de acuerdo, pero no es perfecta ni tu tampoco.

Encontraste a tu alma gemela, pero también los gemelos discuten y también tienen diferencias. Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo de esa persona, y después amarla. El amor es una decisión consciente.

Muchas veces oímos de personas que dicen que se enamoraron de alguien y que no pueden evitarlo. ¿Qué se supone que es una cuestión de suerte? ¿Qué se supone que amamos por arte de magia?¿Qué se supone que alguien más tiene poder sobre nosotros? De ninguna manera. Puedes sentir una gran admiración por alguien, puedes desear tener una relación con alguien, puedes estar muy agradecido por lo que alguien ha hecho por ti, pero... no la amas.

El amor nace de la convivencia, de compartir, de dar y recibir, de intereses mutuos, de sueños compartidos. Tú no puedes amar a alguien que no te ama, o que no se interesa en ti. El amor verdadero es recíproco. Recibes tanto como das.

Si en este momento, tú mismo tienes un "amor imposible" debes tener molestia, tal vez estás pensando: ¿Cómo es posible que me digas esto? ¿Qué no ves que es amor lo que siento? No puedes amar a alguien que no te ama.

Haz este experimento: Llena el espacio en blanco con el nombre de tu "amor
imposible":

*Amo intensamente a________________ aunque no muestre el más mínimo interés en mi.
*Nunca voy a estar con_______________ pero lo amaré por siempre.
*Voy a amar a ____________ sin importar que me trate mal o no me haga caso.
*Si no tengo el amor de ____________ no amaré a nadie más.

¿Cómo te sientes? ¿Alguna de estas frases te suena familiar? Las frases anteriores no hablan de amor verdadero, hablan de lo siguiente:

*Baja autoestima: tú no mereces ser ignorado por nadie, mucho menos ser tratado mal.
*Temor de hacerte responsable de tus sentimientos: si te aferras a alguien que sabes no podrás conseguir, te evitas el trabajo de buscar a alguien que te haga caso.
*No hacerte responsable de ti mismo: Si le das a alguien mas poder sobre ti, evitas tomar tus propias decisiones.
*Miedo: ¿Qué tal si en lugar de estar sufriendo por esta persona en particular, te olvidas de ella y te pones a buscar alguien con el que si puedas tener una relación?

¿Lo has intentado verdad?, pero no puedes. Ahora llena las siguientes frases con el mismo nombre:

*Pienso que__________ es maravilloso(a) pero como se que hay pocas probabilidades de que exista algo entre nosotros, buscaré alguien que este disponible para mí.
*Veo que____________ no puede ver lo mucho que valgo, buscaré alguien que pueda.
*Yo soy un ser humano digno de amor y respeto, si__________ no me lo da, alguien más lo hará.
*Me amo, así que nunca más permitiré que__________ me menosprecie.

Las frases anteriores si hablan de amor verdadero. Amor por ti mismo, que como ya dijimos, es la base del amor.

En resumen:

*El enamorarse no es lo mismo que amar.
*Tú decides a quien amar.
*No puedes amar a quien no te ama.
*El amor está basado en la realidad.
*El amor no es ciego.
*Sí, el amor está basado en la realidad, pero también tus sueños los puedes alcanzar.
*Por eso analiza y busca la forma de encontrar el amor en la persona de tus sueños.

Empezamos a amar no cuando encontramos una persona perfecta, sino cuando aprendemos a ver perfectamente una persona imperfecta.

7 de marzo de 2009

Atonement



Sentarme entonces. ¿Por qué la belleza llama a todas las bellezas? ¿De dónde llega y cómo se expande su resonancia? El amor es el arma más fuerte y a la vez tan blanda, tan frágil. He ahí su fortaleza, su continua simbiosis con la esperanza. ¿Por qué un atardecer puede hacerme pensar en mi infancia? ¿Dónde está la relación entre el clímax de una película total con un beso de ella? ¿Por qué este sentimiento no es perdubable? ¿Por qué poco a poco se desvanece? Pero siempre vuelve, pero siempre vuelve. Y el amor es el único argumento de la justicia, de la vida. Y ahora yo me voy a dormir, dejaré de pensar en esto, mientras el frío de las sábanas se templan.

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top