Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (29) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (12) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (82) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

29 de agosto de 2013

Llorarlo todo, pero llorarlo bien

¡Qué triste y qué hermoso! Le daban ganas de llorar mansamente, pero no de llorar por él, de llorar por aquellas palabras tristes y hermosas como música.
James Joyce

Por un tiempo llegué a usar audífonos en la calle. Menos de un año. Hasta que se descompusieron. Al tomar el camión para ir a trabajar y al regresar del trabajo. Había sólo una canción que no podía escuchar de ida, porque la emocionalidad y la intensidad de ella me habría hecho llorar en el camión. Pero de regreso, al bajar y caminar por la calle larga junto a la unidad, solo, bajo los árboles y sin transeuntes, las emociones rodaban y se hacían unas con la pieza y lloraba como si mi misma madre o padre hubieran muerto:


0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top