Categorías

amor (50) arte (7) cine (53) cuento (29) diario (130) English (15) ensayo (38) espiritualidad (2) humor (15) imagen (2) Krishnamurti (6) lenguaje (8) literatura (12) música (2) narrativa (42) pensamientos (20) poesía (112) préstamos (82) prosa poética (30) sociedad (6) sueños (2) talent campus (1) video (9)

11 de noviembre de 2013

Cuando sabes amar a uno, sabes amar a todos

El amor no es cuantitativo sino cualitativo. No dices “amo al mundo entero”; pero cuando sabes amar a uno, sabes amar a todos. Es porque no sabemos amar a uno, que nuestro amor a la humanidad es ficticio. Cuando amas, no hay uno ni muchos: hay sólo amor. Sólo cuando hay amor pueden resolverse todos nuestros problemas; y entonces conoceremos su felicidad y su bienaventuranza.
Krishnamurti

Cuando uno mira de frente al amor se da cuenta de que no es una cuestión de dos, sino de amor. Cuando sabes amar a uno, sabes amar a todos. Cuando aprendes a amarte a ti mismo en primer lugar, ya estás aprendiendo a amar a los demás. El milagro es que a veces, aprendiendo a amar a alguien más, también estás aprendiendo a amarte a ti mismo y a todos los demás. Bella paradoja.

El amor no es un estado de cautiverio, encarcelamiento o posesión, al contrario, es un mejoramiento del género humano porque no creamos redes privadas de amor sino que uno y todos se benefician cuando amamos.

¿Y qué más?

Que las alturas son un buen lugar para hacer pausas y reflexiones y que las pausas frente a un semáforo en rojo son buenas para los labios. Y sobre todo, que hay personas destinadas desde niños a jugar a darse y así de dar y dar, de repente se encuentran volando.

Archivo del Blog

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.
Scroll To Top